viernes, 15 de mayo de 2009

El calentamiento global es la principal amenaza de salud del siglo XXI, según los expertos

Fuente:
Medline Plus
Traducido del inglés: jueves, 14 de mayo, 2009

Las autoridades de salud pública hacen un llamado para afrontar este problema


MIÉRCOLES, 13 de mayo (HealthDay News/Dr. Tango) -- El calentamiento del planeta Tierra es "la principal amenaza de salud del siglo XXI en todo el mundo", advirtió el miércoles un grupo variado de expertos.
Su informe es uno de los más recientes que explica la agudización de la crisis medioambiental, y uno de los primeros que se centra en el papel potencial de los profesionales de salud para mejorar la respuesta al problema.
"Éste es un mal diagnóstico y no sólo para los niños de otros países. Sino también para nuestros hijos y nietos", dijo durante una teleconferencia del miércoles Anthony Costello, profesor de salud infantil internacional y director del Instituto de Salud Global de la Escuela Universitaria de Londres. "Aun las estimaciones más conservadores son profundamente preocupantes y exigen un plan de acción. El cambio climático plantea un problema importante de justicia intergeneracional ya que estamos creando un mundo que podría ser muy turbulento y espantoso para nuestros hijos y nietos".
Costello es el autor principal de un amplio informe elaborado conjuntamente con la revista The Lancet y la Escuela Universitaria de Londres (UCL) y que aparece en el número del 16 de mayo de la revista.
"No existe ninguna institución a nivel global que pueda idear y llevar a cabo de manera eficaz soluciones complejas para estos problemas tan complejos", agregó el Dr. Richard Horton, redactor jefe de Lancet. "Es una amenaza apremiante y peligrosa. No se le ha prestado suficiente atención, y requiere una respuesta sin precedentes por parte de los gobiernos y organizaciones internacionales".
Entre otras cosas, los autores del informe abogan por la implicación de los profesionales de salud, que aún no han asumido un papel fundamental en esta causa.
El cambio climático es una realidad en este planeta.
"La gran mayoría de expertos, el 95 por ciento, quizá incluso el 99 por ciento, está de acuerdo en que el calentamiento global está ocurriendo", afirmó Kirby Donnelly, director de salud medioambiental y ocupacional de la Facultad de salud pública rural del Centro de ciencias de la salud Texas A&M. "La cuestión principal es el modelo: ¿cuándo se convertirá el calentamiento global en un problema?".
El informe basó sus predicciones en el aumento de dos a seis grados en la temperatura media global del próximo siglo, pero se centra en el enfoque más pesimista que es el incremento de cuatro grados, dijo Mark Maslin, director del Instituto Medioambiental de la UCL .
Entre las consecuencias de salud de tal incremento en la temperatura:
Las enfermedades transmitidas por vectores como el dengue y la malaria, que por ahora son endémicas de climas más cálidos, afectarán a los países del norte y serán más comunes como resultado del incremento de las temperaturas.
Las olas de calor acabarán con la vida de un mayor número de personas en más áreas del mundo (más de 70,000 personas murieron en Europa a causa de la ola de calor de 2003).
Las cosechas también se verán afectadas, lo que conducirá a una mayor inseguridad alimentaria en un mundo en el que 800 millones de personas se acuestan hambrientos cada noche.
La escasez de agua conducirá a más gastroenteritis y malnutrición, entre otros problemas de salud.
Los eventos climáticos extremos como las inundaciones repentinas debido a cambios en los patrones de lluvia y a la fundición de las capas de hielo dificultarán el sistema de aguas residuales en todo el mundo, lo que causará más diarreas y otros problemas, advirtió el Dr. Hugh Montgomery, director del Instituto de Salud y Actuación Humana de la UCL. Los ciclones y huracanes de mayor intensidad también acabarán con un mayor número de vidas.
El incremento de la población urbana conducirá a una escasez de viviendas, lo que fomentará la creación de barrios marginados y conducirá a sistemas de sanidad inadecuados y a mayor vulnerabilidad ante eventos climáticos extremos.
Los autores proponen adoptar políticas para reducir las emisiones de carbono e incrementar el bioaislamiento del carbono, y también para uniformizar los sistemas de salud en todo el mundo, entre otras recomendaciones.
"Tenemos un dilema moral: Cómo podemos proteger la salud de los más pobres del mundo e impulsar su desarrollo", dijo Maslin.
"Son muchos los problemas de salud pública que están relacionados con el calentamiento global que, tan pronto se conviertan en un problema importante, serán considerados como una amenaza significativa de salud en ese momento", dijo Donnelly.
"Éste es un problema que afecta a todo el planeta, y mientras más tardemos en actuar sus habitantes, más difícil será resolver el problema", apuntó Donnelly. "Necesitamos urgentemente aunque sean acciones mínimas para tratar de reducir las emisiones mientras avanzamos hacia un plan de acción más significativo que nos permita reducir el calentamiento global". Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare



FUENTES: Kirby Donnelly, Ph.D., head, environmental and occupational health, Texas A&M Health Science Center School of Rural Public Health, College Station; May 13, 2009, teleconference with Anthony Costello, M.B., professor, international child health, and director, Institute for Global Health, University College London; Mark Maslin, Ph.D., director, Environment Institute, and head, geography, University College London; and Hugh Montgomery, M.D., director, Institute for Human Health and Performance, University College London; May 16, 2009, The LancetHealthDay(c) Derechos de autor 2009, ScoutNews, LLC

1 comentario:

Vicente Olazaran dijo...

La malaria en otros tiempos atacó en lugares tan fríos como Siberia.
No podemos asociar todo al Calentamiento Global, hoy llamado convenientemente "Cambio Climático", sólo para darle más sustento a una teoría que hace agua por todos lados.
Cordiales saludos
http://loquehaya.blogspot.com/

PARA SU BUSQUEDA RAPIDA